Desayuno y panadería ecológica Hay 200 productos.

       

La fabricación de pan ecológico es reciente históricamente, ya que comienza en Francia en el siglo XIX. Esto es debido al exceso de tamizado de la harina y la pérdida de gran parte de las propiedades del trigo. El trigo ecológico es autóctono y no emplea químicos. Se muele en molinos de piedra, por lo que mantiene las vitaminas, minerales y grasas que están en aquello que industrialmente se pierde: el germen, salvado y la proteína del grano, ya que el grano no se somete a grandes temperaturas y no hay oxidación. En la elaboración ecológica se utiliza masa madre y fermentos lentos que favorecen la digestión, reduce la absorción de glucosa, mantiene mucho más el sabor, tiene más fibra y se conserva mejor. Además en otra parte de la elaboración se utiliza el horno de leña y piedra refractaria que es más lento produciendo un pan natural. Por tanto el pan ecológico es menos productivo y la cosecha más difícil, pero sus propiedades son muy superiores en cuanto a ventajas para la salud. Nos aporta hidratos de carbono, no engorda, aporta más fibra, y la masa madre favorece la digestión.

Hay dos tipos de trigo espelta o semolero (alotetraploide). Este se utiliza para panes ecológicos. Es muy resistente a la climatología y al terreno. Debido a su dura y cerrada cáscara dificulta mucho el descascarillado. Por otra parte, existe el trigo panadero (alohexaploide) que debido a su cascara más fina es más fácil de cosechar y procesar, pero eso mismo hace que sea muy débil contra el clima y las plagas, por lo que el hombre, a pesar de todas las selecciones que ha intentado, necesita el tratamiento químico para producirlo.

El pan de centeno está elaborado con harina de centeno (90% de su composición). además de agua depurada, sal y levadura. El pan de centeno cuenta con una serie de propiedades: es rico en vitaminas E, B; en minerales como magnesio, fósforo y zinc; actúa como laxante. El centeno contiene ácido linoleico y rutina, que refuerza los capilares sanguíneos y mejora la circulación venosa. Es rico en potasio y sílice; recomendable en casos de hipertensión, arteriosclerosis; enfermedades vasculares y mejora de la diabetes. También está aconsejado para las personas con altos niveles de colesterol en sangre y en la evacuación del intestino. El pan de centeno es muy nutritivo; posee carbohidratos de liberación lenta, los cuales proporcionan energía al organismo para mantenerse en forma durante todo el día, Muy útil en las dietas de control de peso, por su bajo aporte calórico

El Kamut es un cereal arcaico cuyo grano mide el doble que el de trigo, y es más rico en fibra, grasas, minerales y vitaminas. Es dulce y mantecoso. No es apto para celiacos. Es un cereal completo y mejora la salud cardiovascular, la hipertensión y el colesterol. Es más saciante, por lo que se recomienda en dietas de adelgazamiento ya que aporta energía duradera. Es un alimento remineralizante, por lo que contribuye a la salud ósea y muscular. Se recomienda para casos de fibromialgia, reumatismo o fatiga, y es muy adecuado para deportistas.

Lógicamente todas estas propiedades de nuestros cereales ecológicos son extensibles a nuestros dulces ecológicos, que Naturenter nos ofrece para  desayunos o postres.